martes, 28 de febrero de 2017

Cartas de Shamballa 22 : Viaje por el Purgatorio









Por el Maestro Juan El Amado, 1º de Mayo de 1960
Cada uno de ustedes está destinado a convertirse en un Cristo, pero por favor no comiencen a sondear el "más allá" porque a menos que lleven consigo un Maestro Ascendido de padrino, puede que encuentren una corriente cruzada que los lleve en la dirección incorrecta. Puede que ni siquiera lleguen al Reino de Pelleur. Podrían caer en las corrientes cruzadas debajo de la superficie de la Tierra y toparse con algo del ámbito psíquico; y, créanme, porque yo sé, que traer eso de vuelta en su estructura cerebral y cuerpo físico es una experiencia devastadora. Yo fui Uno de los valientes después de la Ascensión de Jesús. Traté de hacerlo y me tomó meses, con la asistencia de la Santa Madre María, liberarme de las imágenes que vi "del otro lado". Sean sensatos, balanceados y seguros, y en el Nombre de Jesucristo Ascendido, cuando vayan a algún lugar por la noche, hay suficientes Retiros de Maestros Ascendidos abiertos a ustedes, hay los suficientes Seres Ascendidos esperándolos, pongan la brújula de su atención antes de que el cuerpo se quede dormido, sobre algo Más Alto que ustedes y pídanle al Maestro Ascendido, “Padrino del mes” que los lleve allá y que los traiga de vuelta con toda la seguridad del caso, cargados con la belleza y perfección de ese Ámbito Superior, en vez de regresar con un sentimiento de depresión que resulta de la experimentación -a menudo inocente- con lo desconocido.
A menudo se les ha dicho que hasta el Señor Miguel, el gran Arcángel de la Fe Iluminada, se pone casco, visera, escudo y guantes cuando entra a esos ámbitos en que hay almas que requieren asistencia. El Señor Miguel conoce -que Dios lo bendiga- el poder, sutil y aparente, de las actividades vampirescas que todavía no han sido plenamente eliminadas de la Tierra. Oh, estamos transmutando la causa y núcleo de todas las entidades creadas por los seres humanos, así como también todas las tendencias humanas, cualidades y deseos; pero requerimos asistencia de parte de algunos seres no ascendidos acá abajo, que lo TOMEN EN SERIO de la misma manera que toman en serio hacer su respiración.
Sólo traten, si lo tienen a bien, de cerrarse la nariz y la boca, y vean cómo el elemental del cuerpo luchará por su aliento -conste que sólo aliento ordinario, ni siquiera Prana. Esas actividades vampirescas y entidades humanas, así como también muchas almas desencarnadas que no entrarán a los “Salones del Karma”, algunas de ellas, son tan grandes como continentes, y requieren de un llamado constante pidiendo transmutación mediante el Fuego Violeta. Ésa es Nuestra razón de ser, persuadirlos doquiera que tengamos el privilegio de hablarles acerca de nuestra realidad y conocimiento, de las caídas y vueltas a levantar, asunto que les puede suceder como a nosotros, sobre todo aquellos que pisamos la Tierra, así como los Maestros Ascendidos El Morya, Serapis, María, Jesús y Yo.
Zanja en el camino
Usando un tipo de descripción al estilo de las parábolas de Jesús, un hombre sensato al ver una zanja abierta frente a sí, no cae irreflexivamente en ella, ni deja que la tierra se cierre sobre sí. No. Él la circunvala y hace más, él es práctico y piensa en otra persona que puede no vea tan bien, quién podrá caer en la zanja; por lo que reúne a su alrededor piedras o madera y cubre la zanja para proteger a otros que podrán seguirle en el mismo sendero. Él prosigue su camino y mantiene quietos sus labios y todo sentido de falso orgullo y aunque cien hombres caminen sin caerse en la zanja cubierta por el chela sensato y alerta, él nunca se jactará de este hecho, que de no haber sido por su propia alerta, los cuerpos de ellos hubieran quedado enterrados en la profundidad, quebrantados y deteriorados sin curación posible.
Claro está que cuando ustedes sirven con la Gran Hermandad Blanca, comienzan primero con sus propios cuatro vehículos inferiores. Ustedes son el conductor de las energías de Amor y Luz, y naturalmente, sus propios cuatro vehículos tienen que estar en algún nivel de manera que puedan ayudar a otra persona; pero cuando logran esto y piden que sea sostenido por la gracia, recuerden que hay diez millares de almas, muchas de las cuales ni siquiera saben que no pertenecen a este esquema planetario, quienes vendrán caminando detrás de ustedes.
De manera que no dejen detrás ninguna zanja de la que estén conscientes que existe, en la cual puedan ellos caer sin darse cuenta, en su deseo de servir a la vida; una mala interpretación de una palabra, una oración que puedan ellos utilizar como una licencia en vez de liberación, ya que éste es un pacto entre el Cielo y la Tierra acordado entre ustedes y su Hacedor. Nosotros pronunciamos las palabras de Dios, palabras de Verdad; y esas palabras encuentran cabida en sus corazones, de la misma manera que las palomas mensajeras que tanto ama el Amado Santo Aeolus y encuentran su hogar en Ceilán.
Como uno de los guardianes de mis hermanos, siempre humilde, tan humilde que Dios el Padre me escogió para liberar al Amado Jesús a fuerza de amor, escojo ahora con la Madre María y el Maestro Ascendido Jesús, liberarlos a ustedes a fuerza de amor, en el nombre de Mi Maestro Jesús.
Bellas Damas Ascendidas, vestidas de azul María, muy dignas, son quienes los ayudarán a resucitar AHORA a la gloria que tuvieron con el Padre antes de que este mundo existiera.
Gracias y que Dios los bendiga,
Juan El Amado