lunes, 18 de diciembre de 2017

lunes, 27 de noviembre de 2017

LA FUENTE - NOVIEMBRE DE 2017


LA FUENTE
Noviembre 2017
Mi amigo, mi amado, en tu presencia, estés donde estés, estoy contigo y yo soy tú.
Ha llegado el momento, acuérdate, de volver a encontrar lo que eres en verdad y en eternidad. El tiempo del Juramento y de la Promesa se revelan en ti. En el Corazón del Corazón, habiendo encontrado la Fuente de tu Fuente, convirtiéndote en lo que soy, te acojo en mi seno, al igual que estoy en tu seno. Entonces, mi amigo, mi amado, en el silencio y en la paz de este instante, que dura cada instante y cada tiempo, en el silencio de la verdad, dejemos la Paz, la Verdad y la Eternidad, aparecer en este lugar como en el lugar de tu corazón, con la misma igualdad y con la misma intensidad. Ahí donde la ligereza prevalece, ahí donde la Felicidad es la indecible bendición de tu Presencia, sin tapujos y sin rodeos, ahí donde todas las formas son tuyas, ahí donde tu conciencia, ahí donde estás, ya no puede ser separada ni alejada.
Entonces, a partir de ahora me revelo en ti con toda la intensidad de la Verdad. En lo que se vive, en cada uno de ti se realizan este Juramento y esta Promesa, llevándote a vivir en la ligereza del Espíritu y en la Luz de la Verdad, ahí donde la cabeza y el corazón son uno, ahí donde eres uno conmigo, como con todos. Así, te oyes a ti mismo, más allá de cualquier entendimiento y de cualquier razón, oye el canto de la Resurrección y el canto de la liberación. Esto es ahora. Digas lo que digas, pienses lo que pienses o rechaces lo que rechaces, esto no cambiará nada, porque ha llegado el momento de verdaderamente volver a encontrarte, más allá de toda apariencia y de toda experiencia. Esto es ahora y esto es verdadero, ninguna otra verdad puede sostenerse de pie y sostenerse ante este Último, cuya majestad es tal que su paz se magnifica, llevándote a descubrir los mecanismos de tu eternidad aquí mismo en este mundo, e incluso antes de ser llamado totalmente en esta Eternidad, trayéndote el soplo y el Verbo necesarios a vivir tu presencia en este mundo en las circunstancias que sean, haciendo caso omiso de cualquier historia, haciendo caso omiso de cualquier sufrimiento, como de cualquier peso.
Sólo te queda oírte y dejar que la fuente manando fluya a través de ti, esta Fuente de Cristal que termina de forjarte en tu eternidad reencontrada, revelándote tu vehículo, el que es eterno, que nunca muere y nunca nace.

GEMMA GALGANI - NOVIEMBRE DE 2017



GEMMA GALGANI
Noviembre 2017
Soy Gemma Galgani. Hermanas y hermanos en la carne, que la Paz y el Amor de Cristo se revele en vosotros. Permitidme primero, comulgar con vosotros en silencio…
…Comunión…
Hoy me presento a vosotros como portadora de la Estrella Unidad.
Hace muchos años, y tal vez podáis encontrarlo en algunos testimonios de mi vida, a los que os remito, si queréis más explicaciones, sobre lo que viviréis y lo que vivís. Es el reencuentro con lo Invisible, con la Verdad en todos sus aspectos, en todas sus facetas, tal y como demostré en mi corta vida sobre la tierra.
Porque al vivirlo de forma progresiva, muchos de vosotros, desde hace ya algunos años, vuestros contactos con lo Invisible se experimentan cada vez con más frecuencia cualquiera que sea el modo operatorio. Todos esos contactos, todas esas experiencias que se os han propuesto y que vivís, derivan por supuesto del proceso que está en curso desde hace muchos años y que conocéis en cuanto a su finalidad. Hoy, más que nunca, os es posible a todos, independientemente de las condiciones previas que hayáis experimentado hasta hoy, y del lugar donde os encontréis, en vuestra conciencia y en vuestra vida.
El despliegue de la Luz y de la Eternidad, os permite de diferentes formas, comunicar, comulgar, ver, sentir y experimentar las relaciones con esos pueblos y esas conciencias de aquí y de otras partes, que no están encerradas. Paralelamente a eso y a los procesos vibratorios que pueden estar presentes en vosotros, muchos os dais cuenta de una mayor intensidad en dichas relaciones. Ellas se vuelven más evidentes y más reales en cierto modo y además, esas vivencias os hacen ver que no sirven para acumularlas, sino para acercaros más a lo que sois que nada tiene que ver con lo que podéis conocer en este mundo, ni incluso en lo que podríais nombrar “vidas pasadas”.
En efecto, lo que sois no depende ni del bien, ni del mal, de ninguna dimensión ni de ninguna forma. Podría decir que sois Espíritu puro de Luz y Espíritu puro de Amor y que todo lo demás es accesorio, sea cual sea vuestra forma e incluso vuestras experiencias dentro de los mundos libres, pero todo eso se os ha explicado y algunos de vosotros lo habéis experimentado con más o menos agudeza y evidencia.

ERELIM - NOVIEMBRE DE 2017


ERELIM
Noviembre 2017
Soy Erelim, Dragón de Fuego de la Tierra, saludo a cada uno de vosotros en su Corazón Eterno.
…Silencio…
Intervengo hoy con vosotros acompañado de la totalidad de la intensidad de mi Soplo Ígneo, de mi Fuego.
Tal y como nosotros los Dragones os habíamos invitado a ello, muchos de vosotros han tenido la oportunidad de sentirnos, y de poder vernos para un número más restringido, y sobre todo de poder ver nuestra mirada. Intervengo hoy al máximo de mi potencia y acompañado del Verbo, del Soplo Ígneo, en fin, de la totalidad de lo que nombráis « Metatrón ».
Entre las experiencias y los contactos que habéis vivido con nosotros, algunos han podido sumergirse en un particular Corazón a Corazón que pasaba por la mirada, dándoos a sentir, de manera carnal, el Amor incondicionado emanando de nuestras miradas que se encuentran.
En el período que tenéis que vivir y que os fue explicitado, estáis llamados a fundiros en este Amor incondicionado que no conoce ni la forma, ni las dimensiones, ni siquiera la expresión de ninguna conciencia. Hoy este Fuego está obrando en vosotros y se está reforzando, haciendo que aparezca en vuestra mirada interior el blanco del Inmaculado, ahí donde ninguna forma es discernible.

ERIANE - NOVIEMBRE DE 2017



ERIANE
Noviembre 2017
Soy Eriane, Reina de los Elfos del pueblo de Eridan.
Saludo, a través de vosotros, a toda la comunidad humana. Si queréis, antes de nada, en este momento en que me escucháis, en que me leéis, os propongo hacer silencio, y comulgar en este silencio antes de daros una serie de elementos.
…Silencio…
El Alto Consejo de los Elfos –no instalados en la Tierra, y que están en una relación más íntima que nosotros, con lo que llamáis las Estrellas-, me ha pedido que venga, no para contaros historias sino para mostraros a través de analogías de nuestra experiencia como seres élficos aquí en la Tierra, lo que sucederá en vosotros, cuando regreséis a la Eternidad, que ya muchos de vosotros, como veo aquí y en otros lugares, estáis listos para vivirla.
Nosotros los Elfos –como sabéis y como he tenido ocasión de deciros en muchas ocasiones-, no estamos sometidos a los vectores del encierro que son los vuestros. Somos islotes, de algún modo, protegidos por todas partes, en esta tierra donde el confinamiento de este sistema solar no ha podido bloquear, como a vosotros, lo que sois en Verdad. Así que me han pedido que a través de la analogía de lo que vivimos nosotros, los Elfos, de manera cotidiana, os hable de este proceso misterioso que está muy próximo. Teniendo en cuenta lo que está sucediendo en nuestros pueblos, notamos también la cercanía de ciertos acontecimientos que conducen a que toda la Tierra encuentre su Quinta dimensión, allí donde nosotros evolucionamos únicamente en ciertos lugares, de momento.
Primero, os recuerdo que el elemento dominante en nuestra constitución de Quinta dimensión etérica, está vinculado esencialmente al “aire”. De la misma forma que los gnomos tienen como predominante, en su constitución y manifestación, el elemento “tierra”. Lo mismo que las ondinas, están afiliadas al “agua” y los dragones, aunque son de la tierra, están afiliados, en resonancia con el “fuego”.

URIEL - NOVIEMBRE DE 2017


URIEL
Noviembre 2017
Soy Uriel, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien amado hijo ardiente del Sol, dígnate en acoger el Verbo de mis palabras que hoy, en este día, viene a cantar en tu Corazón, el canto de tu liberación. Acojámonos, primero mutuamente en el Silencio de la Eternidad.
...Silencio...
Ha llegado el tiempo que pone fin al tiempo que pasa, y lo reemplaza por el tiempo del instante. Este tiempo del instante que es eterno, porque idéntico en cada instante, te permite ser la sonrisa de la Vida y la sonrisa de la Felicidad. Entonces… que importa, que importa lo que pasa cuando permanecerá sólo lo que queda y que nunca pasó. Entonces escucha y oye lo que tengo que bailar, por las palabras de mi Verbo en el seno de tu Eternidad, en tu templo de la Verdad. Escúchame para oírte. Escúchate para que puedas, tú también, unirte a la belleza de tu Eternidad, sea cual sea la opacidad de tu cuerpo de carne todavía presente, y sea cual sea la presencia de los elementos de tu persona permitiéndote obrar en el seno de tu vida cotidiana.
Entonces, vengo a que suene el canto, no sólo de la resurrección, sino el de la liberación real que te lleva a este Instante Presente, que no conoce ningún espacio ni ninguna distancia, porque todo está inscrito en él, y todo es vivido sin diferencia y sin sufrimiento. Entonces, tú el Amigo y el Amado, que vive y vibra el canto de la Verdad, te invito a asentarte conmigo, estés donde estés y pienses lo que pienses, con el fin de trascender lo que es pensado, con el fin de superar este tiempo que pasa y que sin embargo acaba.
Oye, oye lo que dice tu Corazón, oye lo que te dice la Verdad: que eres el Corazón y que eres la Verdad. Porque sólo te habla de ti, no en tu apariencia, no en esta forma, sino más allá de toda apariencia como de toda forma.
Te invito a bailar la Evidencia y a liberarte, tú mismo, en lo que todavía tengas que recorrer en este mundo, de cualquier costumbre y de cualquier densidad, con el fin de ser ligero en el mismísimo seno de este plano donde todavía estás y que sin embargo no es tu domicilio, ni es tu morada. Un lugar de tránsito y de paso que te ha permitido vivir unas experiencias, es cierto que amputadas de la Verdad y que sin embargo no tienen ninguna sustancia, y que no obstante permiten vivir, en estos días, la Felicidad de tu resurrección y de tu liberación, mucho más que cualquier otro acontecimiento feliz de tu vida; llevándote a sobrepasar la alegría como la desgracia, con el fin de que la Felicidad tome y colme todos los espacios faltando todavía en ti hoy, si es que lo vives.

ANAËL - NOVIEMBRE DE 2017




ANAËL
13 noviembre 2017
Soy Anaël Arcángel. Bien amados hijos del Único, rindo gracia a vuestra acogida, a vuestra Presencia, a vuestra escucha, y a vuestra lectura. Antes de empezar a intercambiar, a interrogar, instalémonos, si queréis, unos minutos en el silencio de la Verdad, en la comunión de los corazones.
…Silencio…
Intervengo en este día 13 de noviembre de vuestro año 2017 como arcángel de la Relación, de la comunicación y del Amor. Esta Relación, esta comunicación y este Amor, hoy, se refiere a lo que se está juntando en vosotros, es decir la Eternidad y lo efímero. Así que me propongo aclarar esta etapa final de la ascensión de la Tierra y de vuestra liberación a través de vuestras preguntas referentes al proceso que está obrando, traduciéndose tal vez, tal y como lo vivís, por unas manifestaciones nuevas e inéditas, por los reposicionamientos de vuestra conciencia, pero también por la resolución, de diferentes maneras, de lo que todavía puede oscurecer la visión de la Verdad y vuestra vivencia de la Verdad.
Así, a través de vuestras preguntas referentes a esta etapa ‒ final ‒, me propongo daros, en cierto modo, algunos elementos de referencia y de información que os permitan decir sí a lo que ocurre en vosotros, y esto, sea cual sea el contenido. Bien amada, te escucho.
Pregunta: desde hace un mes, el punto AL entre las dos cejas se manifiesta en forma de presiones y de palpitaciones. ¿Puede aclararme con respecto al proceso en curso?
Bien amado, en este proceso final, algunas percepciones inéditas se manifiestan en la pantalla de vuestro efímero, traduciendo la emergencia, y ya no solamente la activación correspondiendo a los potenciales de vuestra eternidad. Lo que fue nombrado en su momento las Estrellas de vuestra cabeza, las Puertas de vuestro cuerpo, que de hecho sólo son los puntos de restitución a vuestra eternidad, en las cuales vuelve a sintetizarse y vuelve a manifestarse aquello de lo que fuisteis privados. Efectivamente, existen diversas manifestaciones, una de estas manifestaciones puede corresponder a la pregunta que se ha hecho.
La insistencia en las percepciones de uno de los nuevos cuerpos a nivel de los puntos que conocéis, situados sobre el eje sagital mediano anterior, correspondiendo a las Puertas nombradas OD, ER, IS, IM, AL, están hoy activadas de manera importante y final, ligado a la puesta en movimiento, como tal vez vivís, de la Merkabah interdimensional colectiva y personal. Así que el hecho de sentir de manera inhabitual una de estas Puertas o uno de estos cuerpos, implica una manifestación en conciencia de la función representada a nivel de este cuerpo.
Aquí, estás situado a nivel del punto AL revertido, es decir lo que fue nombrado el Triángulo de Fuego. Lo que pasa al nivel de este punto AL, entre tus cejas, está directamente ligado al 12º cuerpo, pero también a la emergencia del Fuego Ígneo que llena todo el espacio y toda la conciencia. El Fuego Ígneo, cuando es vivido, es una consumación de Amor que te lleva a reposicionarte a cada minuto, y esto de manera no voluntaria y no consciente, en alineación con tu verdad y en alineación con tu eternidad. Lo que sucede al nivel de este punto AL, corresponde únicamente a la finalización de la disolución del alma, empezada hace algún tiempo, nombrada la reversión del alma de la materia hacia el Espíritu.

MIKAËL - NOVIEMBRE DE 2017



MIKAËL
12 noviembre 2017
Soy Mikaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestes. Bien amados hijos de la Ley del Uno, honremos juntos nuestra Presencia para celebrar la verdad de la Luz.
…Silencio…
Intervengo hoy con vosotros, como tercer miembro de la Nueva tri-Unidad o la Nueva Eucaristía. Como os han dicho María y Cristo, entráis de lleno en la fase final de la Ascensión de la Tierra, lo que permitirá vuestra liberación y vuestra Libertad. Así pues, todo está cumplido y todo se cristaliza en el plano de vuestra realidad física y ordinaria.
No tengo ninguna información especial que ofreceros, ya que lo que se ilumina tanto en el interior como en el exterior de vuestra vida os mostrará con cada vez más facilidad y evidencia, la realidad del proceso que está en curso.
Algunos de vosotros, recientemente, vivís resonancias con mi Presencia, ya sea en vuestros sueños, en vuestras noches o con toda lucidez. Vuestras diferentes experiencias en los pueblos de la naturaleza y en la misma naturaleza, así como en vuestros contactos multidimensionales, me permiten hoy aproximarme a algunos de vosotros con la suficiente cercanía como para resonar en la misma radiación traída por la Libertad.
Mi Presencia en aquellos de vosotros que me honráis con vuestra acogida, no necesita palabras. Se trata de una comunión silenciosa que activa en vosotros la emergencia y el asentamiento de vuestro cuerpo de Eternidad Aquí y Ahora, Hic y Nunc.
Os será posible, incluso para los que no vivís ni sentís las vibraciones o las energías, resonar con mi Presencia y con mi acción venidera, como he enunciado, de manera más individual a partir de ahora, para cortar en vosotros, lo que deba ser eliminado y favorecer así el nacimiento de la conciencia de vuestra eternidad dentro de este mundo.

CRISTO - NOVIEMBRE DE 2017


CRISTO
12 noviembre 2017
Que la Paz esté en todos vosotros y dentro de vosotros. Os doy mi Paz y acojo vuestra Paz.
He venido hoy a invitaros a ir más allá de todas las nociones que os fueron inculcadas por la historia o por las religiones, referentes a mi camino entre vosotros hace más de dos mil años.
He venido hoy a invitaros a hacer las paces con vosotros mismos y conmigo. No me fijéis en la Historia ni en un papel. Cada uno de vosotros es, a partir de ahora, lo que soy, con el fin de que podáis proclamar en vuestro interior: « Mi Padre y yo somos Uno », como soy Uno con cada uno de vosotros. No me busquéis en ninguna representación, en ninguna historia, en ninguna religión, porque todas han fallado.
Cuando mi Iglesia ha sido ocupada por otra cosa que mi verdad primera, ha llegado el momento, como os dijo mi Madre, de giraros al interior de vosotros mismos, con el fin de reencontraros totalmente e integralmente. No creáis en ninguna palabra que se refiera a mí, no creáis en ninguna historia, sino que experimentad lo que soy en lo que sois, ahí donde no hay ninguna necesidad, ni de historia ni de imágenes, sino sólo de la verdad que está ahí.
No me busquéis en ninguna forma precisa o en ningún ser humano preciso, porque estoy en cada uno de vosotros. Que lo hayáis visto o no, no cambia nada esta verdad.
Hoy, vuestra comunión en el seno de la Nueva Eucaristía ya no necesita de ningún intermediario ni de ningún soporte, porque no dependéis de ninguna circunstancia exterior, ni de ninguna condición. Ha llegado el momento de llamar a vuestra puerta, a la puerta de la totalidad de la humanidad. Ya nada puede retener mi brazo, ya nada puede retener lo que emana del Corazón del Corazón, ya nada puede ralentizar la revelación final.

Invito a cada uno de vosotros, más allá de la historia y del personaje histórico que fue construido y concebido tras mi llegada, os invito a encontraros en mí mismo como me encuentro en cada uno de vosotros, más allá de cualquier travestismo y de cualquier mentira. No creáis en nadie, en estos tiempos, que pudiera declamar ser Cristo, porque sólo sería un mentiroso, porque no hago ningún particularismo; sois, cada uno de vosotros, el conjunto de mis apóstoles, no hago ninguna diferencia, no hay ninguna jerarquía entre cada uno de vosotros y yo. Estamos directamente conectados porque somos lo mismo. A partir del momento en que hayas dicho: « Padre, que se haga tu voluntad », entonces eres Uno con lo que eres. No hace falta ningún personaje, no hace falta ninguna memoria ni ninguna historia, y menos una religión, la que sea. La verdad está desnuda y aparece a plena luz del día, a plena luz incluso de la luz falsificada de este mundo.
Vengo a invitar a cada uno de vosotros a lavar sus vestidos efímeros en mi Presencia, con el fin de que tu cuerpo sin costura, tu cuerpo de Eternidad o de Êtreté, se manifieste en totalidad a la cara de este mundo, sin ningún esfuerzo y sin ninguna dificultad. Para esto, debéis eliminar las últimas imágenes restantes de un personaje moribundo en una cruz durante su crucifixión, debes eliminar la mentira que fue concebida tras mi venida. Estoy en ti, no para perpetuar una historia ilusoria y falaz de este mundo, sino para llevarte mi Paz, la de la Felicidad y del Amor, esta beatitud que se te debe.
En estos días del año 2017 y en este día 12 de noviembre, os anuncio mi presencia efectiva en cada uno de vosotros a partir del momento en que dirijáis vuestros pensamientos hacia vuestro corazón. No tengo ningún sitio en vuestra cabeza, en vuestra memoria, en la historia que sea, porque yo y mi Padre al ser Uno, estamos más allá de toda historia. La historia, lo sabéis, se refiere a la conciencia en este mundo falaz, como en cualquier mundo.
Ya he venido, para algunos de vosotros, a llamar a vuestra puerta gracias al impulso metatrónico. Hoy y mañana llamo a vuestra puerta con el fin de que tengáis toda la luz y toda la lucidez acerca de lo que sois más allá de este mundo, y que no tiene nada que ver con este mundo.
Vengo a devolveros el Verbo, para que no haya ninguna posibilidad ni ningún lugar para escapar de esta verdad del Verbo. El Amor es la única fuerza que permite la Vida, incluso en este mundo falaz donde sólo estáis puestos.
He venido a invitaros a comulgar y a fusionar con lo que soy y con lo que sois, que es la misma verdad, con la misma intensidad y con la misma Luz.
Acogedme como os acojo en mi seno, con la misma intensidad y con la misma verdad, con el fin de que el bálsamo de Amor y de consuelo no deje persistir ninguna atadura, ni ningún apego con la Ilusión. Efectivamente ha llegado el momento de entrar integralmente en vosotros, no para aislaros de ninguna circunstancia que pudiera existir en vuestra vida o ahí donde estáis, sino más bien de beneficiaros de esta fuerza infinita que acabará para siempre con cualquier sed.
Os invito al Agua de Vida, al Agua de arriba, la que os fecunda y que se despliega por encima de vuestra cabeza, hasta lo más íntimo de vuestro corazón, ahí donde estoy y donde estaré.
Lo repito, no me busquéis en ninguna forma del presente o del pasado, ni en ninguna forma del futuro, porque cada uno de vosotros es, como Hijo ardiente del Sol, mi digno representante y mi digna Presencia. No hay ni superior ni inferior, ni adelantado ni retrasado, ni preeminencia ni sumisión, sólo está lo Verdadero.
Lo repito: soy la Vía, la Verdad y la Vida, y soy la Paz. Sea cual sea mi acción a través de vosotros en este mundo, obedece a la voluntad del Amor, a la fuerza del Amor y a la intensidad de la Verdad. Esta Verdad es absoluta, no puede ser relativa o relativizada a ningún acontecimiento, no depende de ninguna recompensa ni de ninguna justificación.

MARÍA - NOVIEMBRE DE 2017


MARÍA
12 noviembre 2017
Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Os saludo a todos, hijos míos y os propongo en primer lugar, después de agradeceros vuestra presencia, vuestra escucha o vuestra lectura, que os instaléis conmigo en el silencio y en la evidencia de la Paz, en el Corazón del Corazón, ahí donde todo es felicidad. Al mismo tiempo, permitidme depositar sobre vuestros hombros, el Manto Azul de la Gracia.
…Silencio…
Mis hijos bien amados, rindo gracia a vuestra acogida y a vuestro corazón.
…Silencio…
Vengo a deciros que estéis listos. No tenéis que preparar nada, solo estar ahí, en la acogida y en la humildad.
En lo que está sucediendo en la Tierra, desde la fecha mencionada del 5 de noviembre del año 2017, se produce en vuestro corazón la reunión del Cielo y de la tierra, haciéndoos ver y vivir la felicidad del Corazón, ahí donde la evidencia prevalece sobre cualquier pregunta o cuestionamiento, ahí donde os convertís en la Vida, más que en vuestra vida, ahí donde la Eternidad despliega su majestad dentro de vuestro efímero, para conduciros a más lucidez, más comodidad si no hay resistencia a la recepción de los que sois.
Preparaos para ser la Verdad, estad listos para estos momentos tanto tiempo esperados, temidos o anhelados. Continuad viviendo vuestra vida y enfrentaos a este mundo, de la forma más natural, confiando únicamente en la Inteligencia de la Luz, la que no requiere esfuerzo o dudas, ahí donde todo aparece y es realmente obvio y simple.