domingo, 26 de febrero de 2017

Cartas de Shamballa 12 : Confortamiento Divino

 


 Amaado Santo Aeolus, 28 de febrero de 1960
Amados de Mi Corazón:
Tengo el júbilo especial de irradiarles a ustedes y a través de ustedes durante este período en particular mientras que son Nuestros invitados de honor en Ceilán. Estas son Mis propias humildes palabras pronunciadas el 20 de Febrero de 1960 durante la Clase de Transmisión de la Llama en esa fecha.
El Amado Santo Aeolus habla:
Amados Míos he venido a los Espíritus de la Tierra, que en realidad son los “Espíritus de Dios Encarnados” en una época en que el planeta esta experimentando una extraordinaria aceleración en Su Naturaleza Espiritual. Ustedes, que constituyen el mismísimo corazón de esa aceleración, se merecen la gratitud de los Dioses, gratitud que les esta llegando constantemente las veinticuatro horas de cada día, de manera que puedan sentir y saber que, al tiempo que canalizan Nuestras energías en el mundo de las apariencias físicas y en los estratos inferiores de la Tierra, estamos indudablemente agradecidos de que aquéllos que están conscientes de Nosotros, oyen la superficie seca del planeta o naveguen por sus espaciosos mares.
Mi mensaje es de gratitud de parte de los Hijos e Hijas del Cielo a los hijos de la Tierra por el “Servicio Divino” de liberar a la vida aprisionada por doquiera que este.
Definición de Confortamiento Divino
Yo represento el Confortamiento para la vida; la Presencia Confortadora, que se conoce como el Espíritu Santo descendiendo en lenguas de fuego para envolver a quienes están listos para recibir Mi Presencia y dispuestos a ingerir el néctar de la Esencia de mi propio Ser. Mientras que “YO SOY” en la atmósfera de la Tierra, esa misma Llama del Confortamiento que envuelve a todas las evoluciones tanto encarnadas como desencarnadas que no son “Divinamente Libres”, trayéndoles confortamiento de mente, de corazón, de alma y de Espíritu; confortamiento a los sentidos, así como también confortamiento de pensamiento, sentimiento, palabra y acción.
Han ustedes definido en su interior ¿qué es Confortamiento Divino? El confortamiento no es un narcótico; es una actividad sostenedora de “Gracia Espiritual”, en la que uno puede desplazarse sobre la Tierra empero no ser de ella, sosteniendo mediante la “Gracia Escuchante” la conciencia de lo Divino, que hace todo y todos los que rodean a un individuo de esta naturaleza, que sean confortados por él. Ustedes pueden ser conductores de mi confortamiento para sus prójimos, y hasta para los objetos inanimados que tienen a su alrededor. Si bien Nuestras Llamas Dorada y Rosa no son siempre visibles, excepto a la Luz de los Iluminados, no obstante alrededor de ustedes dichas Llamas fluyen a través del magnífico embudo de Luz que rodea sus cordones de plata, que penetra la Santa Llama Crística de cada quien, y luego sale a través de sus queridos corazones, trayendo esa Presencia Confortadora que es nuestro regalo particular para la humanidad. Son muchos los que requieren confortamiento durante cada período de veinticuatro horas, por eso el alcance de Nuestra conciencia envuelve toda la Tierra y Sus evoluciones. Y literalmente millones de “Ángeles del Confortamiento del Crístico Cósmico” son dirigidos constantemente a pararse al lado de todos y cada uno de los seres que están temporalmente careciendo de confortamiento, trayéndoselo a la mente, al corazón y al alma, de manera que el propio “Patrón Divino” y el “Plan de la Santa Llama Crística” se le permita fluir más rápidamente a cada uno de tales individuos, y manifieste la expresión de la “Perfección de Dios” para esta Tierra y para todas sus evoluciones.
Regalo de la Amistad Divina
Ustedes son AHORA esas Presencias Confortadoras en sí, porque han sido verdaderamente tocados por el “Borde de mi Vestidura”; porque son Mis amigos; porque Me han amado lo suficiente. Yo los he amado, no sólo en esta encarnación sino, a lo largo de muchas, pero muchas eras, donde han venido y partido. Ese amor entre nosotros es tan fuerte como una banda de acero, y mucho más perdurable, porque sigue haciéndose cada vez más fuerte mientras que ustedes se toman un tiempo fuera de la forma física, habitando por un lapso en Nuestros bellos Templos, y vuelven a regresar a vehículos más perfectos y cómodos en el mundo de las apariencias físicas. Ese es el regalo de la “Amistad Divina”, el constante aumento de Nuestro Confortamiento amoroso o de cualquier Virtud Divina.
Son muchas las Virtudes Divinas de las que se ha hablado; muchos de ustedes han escogido Virtudes Divinas específicas que manifestar en, a través y alrededor suyo, empero cuando lo piensan, LA NATURALEZA DE CUALQUIER VIRTUD DIVINA ES LA DE ELEVAR, porque eso que denominamos Virtud Divina, no es más que Luz, dispuesta y vibrante, entusiasta y eterna. Para anclar las Virtudes Divinas en la atmósfera baja de la Tierra, tenemos chelas, seres no ascendidos, y en sus vehículos mental, emocional, etérico y físico, Nosotros anclamos a petición de ellos, la Virtud Divina que más se asemeja a su propia naturaleza o la que ellos han escogido sostener para bendición de la vida, pasándola al cierre de su tiempo a alguna generación futura.
Yo he dado Mi Llama Divina con la Virtud del Confortamiento Divino que “YO SOY” a muchos seres a lo largo de las eras. He disfrutado viendo esta Llama difundiéndose y trayendo paz allí donde había zozobra; trayendo confortamiento donde había aflicción. Me he deleitado utilizando los “transformadores” de seres humanos no ascendidos a fin de reducir esa radiación de Confortamiento Divino hasta el punto en que puede ser aceptable a sus receptores en todas las instancias.
Mediador necesario
Amados Míos, muchos chelas diligentes, sinceros, estudiantes en el Sendero de Dios y de la Hueste Ascendida durante muchas vidas, no han deseado ni requerido, según su conciencia limitada, de un “mediador”, ni siquiera de la Gran Primera Causa Eterna. Oh, Mis amados, aún el Amado Gautama se arrodilló ante la “Luz de la Llama del Eterno Uno”, y al purificar Su Espíritu y estremecerse por la “Esencia de la Divinidad”; fue que paulatinamente, El regresó a este plano terrenal, “adaptando” esa Verdad y Perfección, y constituyendo un aspecto trabajable de la Ley que en cierta manera aún vive hoy. Por tanto, somos proveídos como mediadores entre la Más Alta Deidad y ustedes, sólo para hacer más a su acomodo la radiación que emana únicamente de Dios, a través de Nosotros a ustedes. Cuando llegue el día en que no se requiera “Mediador” alguno, y puedan ustedes pararse ante la “Presencia Ígnea de la Deidad” y sentir el “Poder del Fuego de la Creación”, estaremos entre los más felices de sus Maestros y amigos. Hasta entonces, Nosotros escogemos ser sus sirvientes y conducir hasta ustedes en cada oportunidad que se Nos presente, ese Poder de Radiación y ese regalo de Amor y Luz que es nuestro servicio específico a esta dulce Tierra, o a cualquier otro planeta al cual podamos ser asignados en el futuro. Recuerden amados Míos, Ustedes peden actuar con su prójimo como conductores de la misma radiación y don que nosotros les damos, y de esa manera se convierten en un “Cáliz” que lleva la virtud de Dios a pueblos muy sedientos, llevando ese confortamiento a los Ámbitos Internos donde sus cuerpos duermen, ayudando a quienes habrán de encarnar para que tengan vehículos perfectos y cómodos en los cuales operar; ayudando a quienes han desencarnado a liberarse con mayor facilidad de los vínculos terrenales y elevarse a la “Libertad Divina” en brazo de los “Ángeles de la Liberación”, nunca llegando a conocer ninguna de las creaciones síquicas o astrales, que de otra manera los atarían.
Dispensación de los dioses
Esa es una dispensación de los Dioses. En otras palabras, ya no necesitan caminar solos, toda vez que los Seres Divinos pueden caminar, y caminaran con ustedes, y realizar para esos servicios que la conciencia humana nunca podría hacer. La belleza de este Servicio es que no necesitan estar en la ubicación física de un individuo; ni siquiera necesitan saber quien nació, o a quien ha pasado a través del velo llamado muerte. Si hacen sus tratamientos diarios para que la Presencia confortadora de los Ángeles que pertenecen a Mis Legiones envuelva a tales individuos, ellos tendrán el beneficio de sus acciones y a sus propios cuerpos causales, se les añadirá la “Corona de la Gloria de Dios”.
Mis amados no se fastidien de hacer tratamientos ni de hacer el bien, ya que ustedes prestan servicio aquí en la Tierra, y al mismo tiempo en los Ámbitos Internos. Cuando su curso en la Tierra haya concluido tendrán la Victoria del proceso redentor de la Llama Violeta y la magnífica manifestación de la Ascensión en la Luz a la Presencia de Dios “YO SOY” en el Trono de la Primera Causa Eterna, donde habrán de permanecer hasta que hagan su elección en cuanto a su destino futuro.
“YO SOY” la “Ley del Amor”; “YO SOY” esa Ley que es el Amor actuando en y a través de ustedes ahora. “YO SOY” esa Ley del Amor que trasciende al instante todas las creaciones humanas de toda índole y descripción, reemplazándolas con una radiación permanente de puro “Amor Divino Impersonal”, que se manifiesta aquí en la tierra como lo hace en el Reino de Dios.
Durante el mes de Febrero de cada año en el Hemisferio Norte estamos ocupados con las actividades de dirigir la Llama de la Resurrección a través de la naturaleza. Esta es una de las facetas del servicio que Yo presto, atrayendo ese magno Poder Resucitador a través del Reino de la Naturaleza. De nuevo, tal cual, como a menudo lo he pedido antes, invoquemos ese Poder Resucitador a que entre en, a través y alrededor de TODO el bien en sus corrientes de vida desde el momento en que los hacen hasta verlo manifestado AHORA. La margarita y el lirio, responden a esa magnífica Llama año tras año en esa manifestación rítmica en belleza y gracia. Vengan ahora, Mis amados, en este año, y entren a la Llama de la Resurrección; y no permitan que únicamente el Reino de la Naturaleza sea una manifestación expresa de Gracia viviente y Poder Resucitador, sino que ustedes resuciten a su más alto potencial posible, el cual es ser un Dios o Diosa de Luz aquí en la Tierra. Este es el fíat del Más Alto Dios Viviente, dado en Mi Nombre como el Espíritu Santo para la Tierra.
¡Que Mi Amor y Mi Paz sean con ustedes, no sólo por ahora sino PARA SIEMPRE, ¡hasta que nos encontremos en Casa!
Gracias
El Santo Aeolus
http://maestrosdecorazones.blogspot.com.es/